De mis extensiones favoritas de chrome

Este no es un post de experto ni siquiera para dummies. Como autodidacta en el mundo online (tanto de herramientas, como contenido, como programas) soy una gran devota de ‘San Google’ y por tanto, absolutamente convencida de su efectividad y sapiencia, más aún cuando no tienes un gurú a mano al que preguntarle tus dudas (las grandes y las pequeñas).

El orden no es lo mío, aunque no pierdo la esperanza, pero soy muy consciente de la importancia de tener todo a mano y clasificado para ahorrar tiempo y, sobre todo, no dispersarse (algo muy habitual cuando navegas). El tiempo es oro, su gestión puede ser tan sencilla como quieras. Así que es fundamental conocer las herramientas que pueden ayudarte a maximizarlo.

¿Por dónde empiezo?

Yo empecé por el navegador, probar con los que hay disponibles y elegir el que más te gusta y mejor se adapta a ti. ¿Perogrullada? En absoluto. Los he probado casi todos y siempre he vuelto a casa, a Chrome.

Si lo tuneas a tu manera puedes tener varios usuarios, yo tengo más de dos porque soy de Bilbao y hasta en esto se nota la chulería, pero se puede empezar por lo básico: un usuario personal y uno profesional.

¿Para qué?

Simple. Puedes determinar las páginas que quieres para que, al abrirlo, siempre salgan con el usuario por defecto. Así, con mi usuario personal tengo mi correo, las redes sociales que utilizo habitualmente, el drive y una hoja de buscador (de ésta hablaré más adelante porque es mi nuevo ‘juguete’).

Con el usuario profesional tengo el correo del trabajo, hootsuite, producteev y Business Facebook, vamos, lo que utilizo habitualmente para trabajar.

Cada usuario tiene un nombre y una foto identificativa. Crearlo es muy sencillo pero este post no es un tutorial de cómo hacerlo, al final me disperso y termino hablando de otra cosa. Este post era sobre mi última extensión añadida. En principio, y a diferencia que con los perfiles, no distingo entre mi usuario personal y el profesional para instalarlas. Tengo las mismas en todos los usuarios pero podría, y debería, hacerse diferenciación entre las instaladas en un sitio y en otro.

¿Cómo las instalo?

Instalarlas es sencillísimo y hay infinidad de ellas. Como todo, de algunas hay varias posibilidades y tienes dos opciones a la hora de elegir: probar a ver cuál te gusta más o mirar las opiniones de otros usuarios a ver cuál eliges (también hay una tercera: que alguien te la recomiende).

Para ponerlas solo tienes que ir a Configuración de Google Chrome y seleccionar ‘Extensiones’ en el lado izquierdo de la pantalla.  Por defecto, Chrome te ofrece algunas pero si quieres buscar y elegir más tienes que darle a:

Extensiones

 

Y por fin llegamos a mi última adquisición
Cuando clicas en ‘obtener más extensiones’ te lleva a la Chrome Web Store. Si pones en el buscador ‘ecosia’ y ahí te aparecerán varias opciones, entre ellas la aplicación y la extensión.

 

¿Qué es Ecosia?

Ecosia es el buscador que planta árboles cuando buscas en la web. Instalas la extensión, que es gratuita, para el navegador y úsala cada vez que busques. Cada vez que la utilizas, te aparece un número a la derecha, en el icono del árbol, que hace las veces de marcador.

Y sí, eso es todo. Ahora dirás que menuda chorrada, que eso no vale para nada, que… lo que quieras. Pero a mi me parece una gran idea, sencilla y que yo, internauta acomodada como muchos y espectadora de dramas diarios sobre los que raramente hago algo directamente, aplico. Además, es un buen buscador, no pierdo nada de lo que tenía y al mismo tiempo aporto mi micro-grano de arena.